27 de noviembre de 2021

Radio AYMARA

La Voz de los que No Tienen Voz

El contralor general del Estado, Henry Ara. | Foto: archivo/ANF

Contraloría establece que la OEA no cumplió ninguno de los acuerdos con Bolivia para elaborar su informe sobre los comicios de 2019

(La Paz, 30 de agosto ).– El Contralor General del Estado, Henry Ara, informó que la Organización de Estados Americanos (OEA) incumplió acuerdos, normas internacionales y nacionales mínimas exigidas para una auditoría en la elaboración de su informe preliminar sobre las elecciones del 20 de octubre de 2019. Ese informe dio viabilidad al golpe de Estado de ese año.

El Contralor, entrevistado en el programa Primer Plano, de Bolivia Tv, definió lo que son las auditorías, sus características, modalidades y concluyó que el informe de la OEA no es una auditoría y tampoco cumplió con los términos pactados con el Gobierno boliviano.

“Una auditoría es una acumulación y un examen sistemático y objetivo de evidencia que concluye con un informe por parte del auditor el cual puede encontrar hallazgos, los mismos que puedan generar y derivar en una responsabilidad”, definió Ara.

La auditoría se caracteriza por ser un proceso con procedimientos y técnicas que están normadas a nivel nacional como internacional.

Entre los tipos de auditoría que existen, según las normas legales internacionales y nacionales, se encuentran la financiera, operacional, de cumplimiento y la especial.

“El encargo que tenía Bolivia en su momento es que se hiciera una auditoría y así lo dice el acuerdo, que se pronunciara sobre el cómputo final, se pronunciara sobre las estadísticas, se pronunciara sobre la verificación de actas. Cuando nosotros evaluamos el informe de auditoría, no consta de estos elementos, por lo tanto, no habría un cumplimiento por parte de la OEA sobre el convenio que hizo Bolivia con ellos”, dijo Ara.

Explicó que el acuerdo de la OEA no estableció que tipo de auditoría se debió realizar, no indicó los documentos necesarios para sus objetivos ni la norma legal con la cual se debían contrastar los hallazgos.

Según el convenio de la OEA, se acordó que toda la pesquisa se debía enmarcar en la normativa nacional la cual se circunscribe a la normativa internacional sobre auditorías.

El Contralor explicó que la OEA incumplió las categorías del acuerdo con el país. “Las conclusiones a las cuales hemos arribado de la evaluación del informe (de la OEA) establecen que no se ha cumplido con ninguno de estos términos que establece la auditoría puesto que el acuerdo era claro y especifico, decía que debía pronunciarse esta auditoría sobre el cómputo final, debería pronunciarse sobre una verificación de las actas, que implica no un muestreo sino que debía establecerse acta por acta las 35.000 actas y de esa manera poder determinar si había un porcentaje de fraude”, indicó.

Además, la OEA debía pronunciarse sobre la estadística, debería haberse pronunciado sobre qué porcentaje de votos sacó cada uno de los partidos que concurrieron en esta justa electoral.

“El acuerdo decía que debía utilizarse la norma boliviana, por lo tanto, ninguno de estos elementos hemos podido establecer cuando hemos conocido de forma oficial el informe de la OEA”, sostuvo el Contralor.

Añadió que, por normativa, los resultados del estudio de la OEA deberían hacerse conocer primero a las partes, es decir al Estado boliviano.

Sin embargo, Luis Almagro, de la OEA, primero difundió su informe preliminar a la prensa. Tras ello, con ese informe como bandera, se dio viabilidad al golpe de Estado de 2019.

Consultado si la Contraloría podría hacer una auditoría a las elecciones generales de 2019, dijo que para ello se requiere la modificación de la Ley 1178 con el fin de que se amplíe el mandato de la institución que preside.

/RA/Fuente ABI