13 de julio de 2024

Radio AYMARA

La Voz de los que No Tienen Voz

Los militares en la plaza Murillo la tarde del 26 de junio. | Foto: RRSS

En el golpe de Estado fallido se rompió la cadena de mando y se bloqueó información de Inteligencia

(La Paz, 27 de junio de 2024). – Para preparar y ejecutar el fallido golpe de Estado del miércoles, se rompió la cadena de mando en las Fuerzas Armadas, por lo que el excomandante del Ejército Juan José Zúñiga y los otros dos excomandantes de fuerza tomaron el control y bloquearon información de Inteligencia que pudo alertar de la asonada golpista, afirmó el presidente Luis Arce.

“Se rompió la cadena de mando porque no llegó la información más arriba (a la cúpula militar)  porque ni el Comando en Jefe tenía conocimiento de esto, peor el Ministerio de Defensa. Entonces, claramente toda la información se detuvo en las tres cabezas de los comandantes de fuerza”, explicó en un repaso de lo ocurrido el miércoles.

Zúñiga y los excomandantes de la Armada Boliviana Juan Arnez y de la Fuerza Aérea Boliviana Marcelo Zegarra estuvieron al frente de la acción militar que tomó la plaza Murillo la tarde del miércoles con tanquetas blindadas y decenas de militares fuertemente armados. Zegarra fue el que se desmarcó tras que Arce increpara a Zúñiga en puertas del viejo Palacio Quemado.

Una tanqueta rompió la puerta de ingreso a Palacio Quemado y abrió paso a Zúñiga, pero Arce descendió desde Casa Grande del Pueblo y le salió al paso al general para ordenarle sin resultados que repliegue a los militares movilizados.

Por los detalles contados por Arce, Zúñiga no contestó ninguna llamada que le hicieron varias autoridades de Gobierno e incluso el propio presidente antes de la acción militar. Actuaban de forma personal.

Arce informó que el servicio de inteligencia militar respondía a Zúñiga, por lo que todo cuanto se operaba estaba restringido a los mandos involucrados.

Otro elemento de la ruptura de la cadena de mando es que hasta el momento no se conoce cómo lograron el acuartelamiento de los militares sin una orden escrita. Por procedimiento, el acuartelamiento solo se da con una orden escrita.

“No estamos encontrando que hayan salido órdenes por escrito para lo que ha ocurrido. Han infringido varias normas militares y no militares”, aseguró y afirmó que las investigaciones deben esclarecer los hechos e identificar a los responsables militares activos, pasivos y civiles.

Arce aseguró que la asonada golpista fue conjurada con apoyo de la población que, ni bien se anotició de lo que ocurría se volcó a plaza Murillo.

/RA/Fuente: ABI