14 de abril de 2021

Radio AYMARA

La Voz de los que No Tienen Voz

Tres estudiantes fueron sepultados está jornada en el Cementerio Prados de Ventilla. | Foto: Facebook

Entre gritos de dolor y pedidos de justicia, entierran los cuerpos de tres universitarios de la UPEA

(La Paz, 4 marzo ). – “Era bien alegre, él quería llegar alto en la vida”, dice con tristeza una de las tías de Limbert Lucana (19), víctima mortal del accidente que se registró el martes en la Universidad Pública de El Alto (UPEA) el martes, donde siete universitarios perdieron la vida y otros resultaron heridos, tras caer unos 17 metros por la rotura de una baranda. Hoy sus padres lloran su ausencia y en medio de su dolor piden justicia a las autoridades. Algunos de los fallecidos ya fueron sepultados.

Del accidente trágico, Limbert fue uno de los heridos y trasladado a un hospital, donde los médicos por la gravedad de sus heridas y para salvar su vida lo sometieron a una cirugía. Sin embargo, su cuerpo no aguantó y alrededor de las 10.30 de este miércoles, se reportó su deceso, convirtiéndose en la séptima víctima fatal.

Los familiares de Limbert velan sus restos en su vivienda, ubicado en la zona de Villa Ingenio de la urbe alteña. En el lugar, los familiares cuestionan que las autoridades de la UPEA hayan permitido la reunión masiva de estudiantes que desencadenó en la tragedia. Otros cuestionan que los estudiantes de base hayan sido obligados a asistir a asambleas y movilizaciones, bajo sanción de cobro de Bs 30 por inasistencia.

El papá del joven, Alberto Lucana relata que su hijo estaba ilusionado con su carrera de Economía. “Perder un hijo es muy doloroso para mí, tengo nueve hijos, cuatro varones y cinco mujeres. Lo que me duele es que mi hijo estaba estudiando una carrera y ahora no está, me duele”, señala.

Don Alberto pide justicia para su hijo, que, según cuenta, Limbert asistió a la universidad para regular sus horarios, ya que era su primer año en la carrera de Economía. El joven será enterrado el viernes en su pueblo de Pucarani.

Con globos blancos y entre gritos de dolor y pedidos de justicia, tres universitarios Raúl Cadena, Ana Chipana y Gemio Mamani fueron sepultados esta jornada en el Cementerio Jardín Pardos de Ventilla en la ciudad de El Alto.

Sus padres piden a las autoridades que esclarezcan el accidente donde perdieron la vida sus hijos.

Protestas en la UPEA

Estudiantes, vecinos de la zona y padres de familia instalaron una protesta en puertas de la universidad pidiendo justicia y exigiendo la renuncia de las máximas autoridades de esa casa de estudios superiores.

“Queremos que el rector se pronuncie, no está apoyando a los familiares de los difuntos. Hoy nos vamos a quedar en vigilia para que dé la cara”, afirma un padre de familia.

Una universitaria critica la posición de las autoridades de la UPEA, que asegura se “lavan las manos con la sangre de los fallecidos”. Pidió a los estudiantes a levantar la voz y denunciar las pugnas de poder.

“Hablen, no dejen que nos amedrenten. Aquí se viene a estudiar, no a morir. Los que han muerto son estudiantes los que han muerto, querían estudiar. Les han prometido becas, bonos y qué hacen ahora, la universidad quiere lavarse las manos, están amenazando con iniciar procesos a los que hablen”, denuncia en medios de comunicación del municipio alteño.

La Policía informó que hay cuatro aprehendidos, que serían los responsables de haber firmado la convocatoria para la asamblea que derivó en la tragedia del martes.

El director de la fuerza anticrimen, coronel Alberto Aguilar, señaló que las aprehensiones se realizaron en el transcurso del trabajo investigativo policial. El caso es investigado por los delitos de homicidio y lesiones graves y gravísimas.

/RA/Fuente ANF