28 de julio de 2021

Radio AYMARA

La Voz de los que No Tienen Voz

Centenares de personas reciben los primeros rayos del sol en el santuario natural sitio sagrado del cerro San Francisco de Okorani, en el municipio de Puerto Acosta | Foto: captura video

Gabinete ministerial celebra el Año Nuevo Andino Amazónico y del Chaco 5529 en distintos puntos sagrados del país

(La Paz, 21 junio ).- El Gabinete Ministerial del presidente Luis Arce Catacora recibió este lunes el Año Nuevo Andino Amazónico y del Chaco 5529 en distintos puntos sagrados del país, en los que recibieron la energía de los primeros rayos del sol y pidieron por la salud, economía y bienestar para los bolivianos.

En ese sentido, el ministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Mayta, que estuvo presente en los actos centrales desarrollados en Tiahuanaco, expresó sus esperanzas en que la situación mejore para los bolivianos, principalmente en el tema de la salud, ya que el mundo atraviesa por la pandemia del COVID-19.

“Hoy (lunes) al ver el sol salir por el horizonte, rescatamos nuestra cultura, porque para nosotros hoy es el principio del año, es un día de celebración y reflexión para cargar energías y fortalezas para el año que nos viene. Esperamos que en nuestra diversidad tengamos la fuerza para salir adelante, para recuperar todas las fuerzas y superar esta pandemia”, dijo.

Por si parte, el ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, que celebró el inicio del nuevo año desde San Francisco de Okorani, en el municipio de Puerto Acosta de La Paz, además de salud, pidió trabajo para todos los bolivianos.

“Estamos aquí para rendir cuentas a nuestro Tata Inti y además de eso, hemos subido este cerro tan ancestral pagando cuentas para que nuestra Bolivia reactive su economía, para que Puerto Acosta siga adelante con sus tradiciones y que además de eso se desarrolle la vida y la cultura en este pueblo”, manifestó.

Asimismo, en el municipio de Jesús de Machaca, del departamento de La Paz, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, recibió al Año Nuevo Andino en la fiesta del Wilka Kuti, que simboliza el retorno del sol y el inicio del nuevo ciclo agrícola.

La fiesta del Wilka Kuti se realizó en Qhunqhu Liqui Liqui, lugar sagrado de Jesús de Machaca, que está en la provincia Ingavi de La Paz.

En el evento también participó el viceministro de Presupuesto y Contabilidad Fiscal, Zenón Mamani.

Por su parte, el ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Iván Lima, que participó de la celebración en la zona Faro Murillo de la ciudad de La Paz, conmemoró la fiesta señalando el orgullo de los bolivianos hacia sus raíces y enseñanzas de los antepasados.

De la misma forma, el viceministro de Defensa de los Derechos del Usuario y Consumidor, Jorge Silva, pidió que sea un año productivo para los agricultores, de quienes dijo, dependerá la economía y seguridad alimentaria de los bolivianos.

“Principalmente el retorno del Sol, el nuevo ciclo agrícola, esperando que este nuevo Año Andino Amazónico y del Chaco pueda significar mejores días para la familia boliviana”, sostuvo.

También, la viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón, indicó la importancia de celebrar la cultura y tradiciones bolivianas.

“Para nosotros es muy importante ser parte de nuestras tradiciones, de nuestra cultura, de esa energía que recibimos en este nuevo año, estamos pidiendo salud, reconstruir nuestra economía en este lugar que tiene mucha energía”, manifestó.

Asimismo, en el municipio de Curva, Charazani (La Paz), el ministro de Desarrollo Rural y Tierras Remmy Gonzales, y autoridades originarias participaron de la celebración del solsticio de invierno.

En todos los actos de celebración se entregaron las ofrendas para pedir permiso a la Pachamama con las tradicionales wajtas (mesas), compuestas por dulces que representan cada uno de los deseos, coca, alcohol, vino, flores y sullus (fetos de llama disecados), que posteriormente son encendidas para ser consumidas por el fuego.

De la misma forma, los ministros y viceministros estuvieron presentes en distintas zonas del país en esta fecha que se constituye en feriado nacional, con suspensión de actividades, desde la promulgación del Decreto Supremo N° 173 de 17 de junio de 2009 y Tiahuanaco, cuna de la civilización precolombina nacida 10 siglos antes de Cristo, y desaparecida poco antes de la llegada de los incas, es el centro ceremonial donde confluyen las personas para recibir el nuevo año.

La fiesta también se celebra en otros lugares del país considerados sagrados, como la Isla del Sol, en el lago Titicaca; las ruinas de Samaipata, en Santa Cruz; o en Incallajta, en el departamento de Cochabamba.

Esta gestión, por las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus, se limitó la cantidad de personas en los distintos actos preparados para la fecha.

/RA/ Fuente ABI