28 de julio de 2021

Radio AYMARA

La Voz de los que No Tienen Voz

Material encontrado en los depósitos de la Policía. | Foto: Ministerio de Gobierno

Gobierno presenta municiones enviadas por Argentina y sospecha que ingresó dos cargamentos de armas, uno no fue autorizado

(La Paz, 19 de julio ). – Según el ministro de Gobierno, Carlos Eduardo Del Castillo, el 13 de noviembre de 2019 a las 05:00 horas ingresó a Bolivia dos cargamentos de armas en un vuelo que llegó de Argentina, uno no fue autorizado por las autoridades bolivianas. Presume que una gran parte del armamento que ingresó de forma “ilegal” al país fue destinado a la Policía Boliviana, otra a la Fuerza Aérea Bolivia (FAB) y aún no se conoce si el resto del material fue utilizado en las “masacres” de Senkata y Sacaba.

“El 13 de noviembre se procedió a trasladar este material a la residencia de la República de Argentina en Bolivia y, una vez en la residencia, personal uniformado de Argentina realiza la entrega (a) la Policía Boliviana (…). Estos efectivos reciben sin ningún tipo de documentación, cajas de municiones, cajas de proyectiles, cajas de granadas para la policía boliviana y, como ya he explicado, gran parte también fue entregado a la Fuerza Aérea del Estado Plurinacional, sin ningún tipo de documentación. Hay una faltante (del material) que aún se encuentra en investigación y que vamos determinar si fueron utilizados en las masacres de Senkata y Sacaba en nuestro país”, señaló Del Castillo en conferencia de prensa.

La presentacion:

El 8 de julio de este año, el canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, acusó al gobierno del expresidente de Argentina, Mauricio Macri, de aportar con “munición letal” para reprimir las protestas sociales y consolidar el gobierno de Jeanine Añez el 2019. Por el caso, el Gobierno argentino denunció ante la justicia a Macri por el “envío” de armamento a Bolivia.

Del Castillo presentó una cronología del presunto “golpe de Estado” del 2019 en Bolivia y señaló que todo inició el 24 julio de ese año con un “manual enviado desde los Estados Unidos”; brindó datos y fechas de cómo supuestamente se gestó un “golpe” en Bolivia. Entre esos datos, dijo que el 13 de noviembre ingresó al país un vuelo de la Argentina en el que ingresó de forma ilegal material que presuntamente fue utilizado en los hechos violentos en Senkata y Sacaba.

Informó que el 12 de noviembre de 2019 se autorizó la internación y el porte temporal de armas de fuego al personal de “Fuerzas especiales Alacrán de Argentina”, solicitada por la Embajada de Argentina mediante una nota a la Cancillería de Bolivia, que tenía el fin de resguardar la Embajada de ese país en Bolivia.

Indicó que al día siguiente, al promediar las 05:00 horas y en cumplimiento de un instructivo de la Policial de Bolivia, efectivos del verde olivo del país se dirigieron al exhotel Radisson para recoger a personal diplomático de Argentina y conducirlo al Aeropuerto Internacional de El Alto.

“Ya en este lugar, donde había aterrizado (la aeronave) el C-130 de Argentina, con el grupo especial denominado ‘Alacrán’, con armamento y todas las municiones que habrían solicitado, llega el avión Hércules Argentino. El personal de Argentina es escoltado por la Policía Boliviana a bordo de la aeronave, –que ya he citado con antelación–. De esta aeronave baja personal autorizado, uniformados argentinos quienes descargaron cajas plásticas, cajas de madera, cajas embaladas con estopines, municiones y otros. Este personal uniformado indicó que la coordinación ya se había realizado con el comandante general de la Policía Boliviana”, explicó Del Castillo.

Manifestó que evidentemente en el vuelo de Argentina que llegó al país venía municiones, armamentos y personal autorizado que cumplió con todos los mecanismos solicitados; pero señaló que también en ese vuelo se encontraban municiones, granadas, proyectiles que no contaban con una autorización.

“Por tanto, a las 07:00 de la mañana del 13 de noviembre se procedió a trasladar este material a la residencia de la República Argentina en Bolivia y, una vez en la residencia, personal uniformado de Argentina realiza la entrega a la Policía Boliviana”, aseveró.

El documento:

La autoridad de Gobierno presentó imágenes del material que habría ingresado a Bolivia noviembre del 2019 con presuntos fines represivos y de forma ilegal. “Ha ingresado cerca de 27.000 cartuchos de perdigones de goma, 28 gases aerosol, 19 gases aerosol, 55 granadas CN, 53 granadas de gas H y 19 granadas de gas CS”, detalló.

Aseguró que con todos los datos presentados se pudo evidenciar que existía “un plan continental” para reprimir al pueblo boliviano en el 2019, no sólo pidiendo apoyo del material antidisturbios de Argentina, sino también de Ecuador.

/RA/Fuente Agencias