14 de abril de 2021

Radio AYMARA

La Voz de los que No Tienen Voz

Juan Ramón Quintana, exministro de la Presidencia. | Foto/captura

Quintana llama a Camacho, Mesa y Kaliman “peones del golpe” y a “los pititas”, rebaño dócil

(La Paz, 27 marzo).- El exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana acusó este sábado a Carlos Mesa, Luis Fernando Camacho y al excomandante en jefe de las FFAA Williams Kaliman, de ser “peones del golpe” y a los “pititas” rebaño dócil para ejecutar el golpe de Estado diseñado -según dijo – por Estados Unidos, en base un plan de reacción inmediata que incluso tenía previsto acabar con la vida de Evo Morales.

Dijo que lo ocurrido en noviembre de 2019 fue triangulación entre el Departamento de Estado de EEUU, la OEA y la Unión Europa que era el primer nivel del golpe. El segundo, lo constituían los gobernantes de la derecha en América Latina, y el tercero, la derecha “golpista, antidemocrática y antinacional, entre ellos Mesa, Waldo Albarracín, Rubén Cotas y Samuel Doria Medina.

Quintana apareció ante un auditorio de radio San Gabriel de El Alto, donde con un vehemente discurso remarcó que “el papel de la OEA y Unión Europa era echar basura al proceso electoral”, que un año antes ya había sido desprestigiado por los “peones del golpe”, mientras que EEUU tenía la misión de financiar a los medios de comunicación, analistas y pinchar a la Iglesia Católica para ensuciar el proceso electoral.

“Y luego vino el relato del fraude. El único fraude que existió fue el fraude que se montó en los laboratorios políticos del Departamento de Estado. De ahí salieron las decisiones para que la OEA con Almagro actuara de la manera más irresponsable. Almagro es el responsable de las muertes y masacres junto con el gobierno de EEUU y con la complicidad de la Unión Europea”, afirmó.

Señaló que ese plan recibió el apoyo de Jair Bolsonaro de Brasil que lo recibía a Camacho, Mauricio Macri de Argentina y Sebastián Piñera que “respaldó, obviamente, con sus agencias chilenas de Inteligencia acá en Bolivia, conspirando contra el gobierno”.

“Esa es la historia del golpe. Los pititas (jóvenes manifestantes) simplemente eran un rebaño dócil, obediente de esta trama conspirativa que ya estaba ocurriendo hace 14 años y dicen que durante 21 días lograron derrocar a un gobierno. Ellos se movilizaron porque estaban financiados por Albarracín y por la Universidad. Ahí se fabricaban las bombas molotov, ahí cortaban los turriles, ahí la Policía les entregó los gases para atacar a nuestra gente”, manifestó.

Aseguró que el golpe generó la masacre sangrienta, destrucción del aparato productivo, intervención de gobiernos extranjeros en Bolivia. Explicó que ese golpe fue motivado no solamente por intereses geopolíticos, que no querían ver en Bolivia inversión China, Rusia, India e Irán.

Enfatzó que también participó el Reino Unido por ser aliado de EEUU en la disputa geopolítica donde Bolivia se ha convertido en un campo de batalla, “por lo tanto, cuando dicen que no hubo golpe, dicen que no hubo Jeanine Añez, que no hubo masacre, no hubo corrupción ni la devastación de la administración pública, saqueo y desmantelamiento del Estado”.

Dijo que los responsables tienen que enfrentar al imperio de la ley.  “Eso que lo hayan detenido no es venganza, todavía no sabemos cuál es el alcance de la destrucción de la economía nacional de 2019 y 2020, no sabemos cuánta planta han recibido Carlos Mesa, Doria Medina, Camacho para el golpe. “Esas son las marcas indelebles que los tiene que colocar ante un juez, ante un fiscal para que se haga justicia”, sostuvo de manera enfática.

Anunció que se deberá continuar haciendo investigaciones a la OEA y a las delegaciones de Unión Europea, porque tienen responsabilidades penales en el golpe de 2019 por haber socavado la autoridad del Tribunal Supremo Electoral en Bolivia.

Pidió estar advertidos de los nuevos proyectos de golpe de Estado. “No creo que vayan a venir de los fusiles de las Fuerzas Armadas, es posible que pretendan hacerlo; no crean que el golpe va a venir de la mano de una insubordinación policial, es posible que lo hagan. Pero tenemos que estar mucho más advertidos de la necesidad de transformar a las instituciones golpistas: Policía, FFAA, Poder Ejecutivo y cuestionar el papel político de la jerarquía de la Iglesia Católica y, por supuesto, nuestra tarea es seguir derrotando, persistentemente a las fuerzas políticas de la derecha para que no se vuelvan a producir las masacres sangrientas”, aseguró.

/RA/Fuente Erbol