28 de julio de 2021

Radio AYMARA

La Voz de los que No Tienen Voz

El exministro Carlos Romero. | Foto de archivo: La Razón.

Romero dice que los ‘golpistas’ decidieron ‘eliminar’ a Evo Morales no solo en 2019

(La Paz, 19 junio ).- El exministro de Gobierno Carlos Romero aseguró este sábado que los “golpistas” decidieron eliminar físicamente al expresidente Evo Morales en varios momentos y no únicamente durante la crisis de 2019, cuando en medio de una serie de protestas por presunto fraude electoral renunció a su cargo y ese hecho ahora es investigado como un supuesto golpe de Estado.

“La decisión de los golpistas es que Evo Morales debía ser eliminado físicamente, no solo el 2019, (sino) muchas veces; muchas veces han soñado con eliminar físicamente a Evo Morales, en muchos intentos de golpes fallidos tenían como objetivo eliminar físicamente a Evo Morales”, dijo Romero.

La exautoridad del gobierno de Morales, en una transmisión en directo por su cuenta en Facebook, consideró que “la ultra derecha boliviana no soporta” al exmandatario porque le tiene “demasiado miedo”.

Pues “mencionar el nombre de Evo Morales, ver su cara en alguna declaración o ver un tuit firmado por (él), les hace temblar de miedo; por eso había que eliminarlo físicamente porque es un líder de raíz profundamente cultural, de la Bolivia más profunda, de lo más encarnado de lo popular y nacional”, afirmó.

En ese sentido, al referirse concretamente a la crisis de 2019, también supuso que el objetivo era el mismo y por eso, incluso antes de su renuncia, ya se habrían registrado varios actos de insubordinación de las fuerzas del orden.

Precisó que, por ejemplo, el 9 de noviembre de 2019 (un día antes de la renuncia), Morales solicitó la habilitación del avión presidencial para trasladarse a una reunión en el Chapare, pero el Comando de la Fuerza Aérea, según su versión, había comunicado que “ninguna aeronave será utilizada ni siquiera” por el todavía Jefe del Estado.

“Porque todas las aeronaves habían pasado a la Fuerza Aérea (…) y recién ante una airada protesta expresada por el entonces vicepresidente Álvaro García Linera habilitaron el avión presidencial y lo trasladaron a un recinto militar, es decir, se presentó (una) actitud de insubordinación al capitán general de las Fuerzas Armadas que es el presidente del Estado”, indicó.

Además, señaló que antes de ese episodio, “la Policía Boliviana ya se había insubordinado al Ministro de Gobierno y al Presidente del Estado”, pero “no solo a través del motín policial”, que también contribuyó a la renuncia de Morales junto a una “sugerencia” de las Fuerzas Armadas para que dimitiera.

“Sino que mucho antes, (es decir) cuando los controles policiales, en el marco de la seguridad electoral (de los cuestionados comicios de octubre de ese año), fueron fácilmente rebasados permitiendo que en muchas ciudades se encendieran los tribunales electorales”, agregó.

Según el exministro, los que dicen “fraude” estaban “desesperados” y por eso, recurriendo a “grupos de choque”, procedieron a quemar edificios de tribunales electorales tratando de hacer “desaparecer físicamente la prueba de que el MAS (el partido de Morales) había ganado en esas elecciones y (extrañamente) muchos controles policiales fueron ‘fácilmente’ rebasados”.

Después, “cuando (el entonces líder cívico cruceño Luis Fernando) Camacho se traslada a La Paz en un segundo intento por ingresar a la ciudad, la Policía Boliviana lo protegió y escoltó; algunos desinformados dijeron que esa escolta y protección (…) había sido autorizada por el Ministro de Gobierno, pero yo quiero decir púbicamente que eso es falso, la escolta policial fue definida por la Policía al margen del Ministerio de Gobierno”, aseguró.

Por tanto, de acuerdo a Romero, la Policía “por cuenta propia” ya estaba trabajando de manera “coordinada y brindando protección” a Camacho y a otros impulsores de las protestas de ese momento como el exdirigente cívico de Potosí Marco Pumari.

“Es más, (en otro hecho), un policía pretendía aprehender a Evo Morales cuando todavía era presidente y anunció públicamente que había recibido la instrucción de aprehenderlo. (Entonces) Evo Morales, como presidente, no solo ya no podía usar el avión presidencial o había sido objeto de la insubordinación militar y policial, sino que, además, había una orden expresa para aprehenderlo porque seguramente había un plan conspirativo para eliminarlo físicamente y terminar con su vida”, insistió

/RA/Fuente La Razón